Muere una cabra tras ingerir una caca de perro que confundió con un brote verde

Estado en el que quedó la cabra tras zamparse el espejismo

Estado en el que quedó la cabra tras zamparse el espejismo

El ministerio de Agricultura, Alimentación, Pesca y Medio Ambiente deberá indemnizar a un pastor de cabras de Cuenca después de que una de sus reses, de nombre Lucera, perdiera la vida tras ingerir una mierda de perro depositada en el prado en el que pastaba. Eulogio Tiapalantebicho asegura que el animal, de cuatro años de edad y madre de dos cabritos, venden viagra sin receta en mexico confundió el excremento con uno de los muchos brotes verdes que el Gobierno asegura que están empezando a verse. El ganadero reclama al departamente que dirige Arias Cañete una indemnización equivalente al precio de la cabra o, en su defecto, la entrega de una congénere de cualidades y medidas similares. Tiapalantebicho considera en su demanda que “no se puede ir engañando a la gente así como así. Y menos a los pobres animalicos”.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *