CUARTO Y QUINTO DÍA: Minneapolis y Sioux Falls.

Tras las vicisitudes pasadas al comienzo del viaje, parece que la situación se estabiliza y al no depender de factores externos, tenemos la seguridad, siempre parcial por supuesto, de llegar a nuestro destino a una hora convenida y adecuada, sin cancelaciones de vuelos ni demás problemas. Estamos en Minnesota, el estado de los 10.000 lagos, aunque realmente son algunos más, y dormimos en Minneapolis. Ciudad muy agradable y cómoda para vivir, que ha desarrollado un urbanismo típicamente americano de ciudad media de 400.000 habitantes, muy limpia y con unos medios de transporte suficientes, incluyendo una red de modernos tranvías.

Este es el estereotipo de edificación de la cadena hotelera Motel 6, una de las que mejores precios ofrece por la calidad que te otorga

Este es el estereotipo de edificación de la cadena hotelera Motel 6, una de las que mejores precios ofrece por la calidad que te otorga

 

Es la ciudad más artística y progresista de las grandes praderas del norte y con suficientes teatros como para “competir con Nueva York”, según anuncia la publicidad del municipio, pero sobre todo me gustaría subrayar la amabilidad de sus habitantes. Íbamos andando por las aceras amplias de la ciudad y buscábamos un restaurante para comer. Preguntamos a un viandante y no sólo buscó en su teléfono la dirección sino que nos acompañó para que no tuviésemos ningún problema. Desgraciadamente estaba cerrado. No obstante, buscó otra vez en su teléfono móvil y nos recomendó que bajásemos por la calle Lamarque hasta un edificio modernista que alberga la oficina principal de correos y que cruzásemos el río y buscásemos en su ribera izquierda “Wilde Roast”. El río lógicamente era el Missisipi y la ribera izquierda y la derecha, estaban flanqueadas por gran cantidad de especies arbóreas y entre ellas se situaban las terrazas de los restaurantes e la zona. En Minneapolis hace mucho frío en invierno. Este invierno pasado se llegó a bajar de cuarenta grados centígrados bajo cero y por ello, ahora que en las horas centrales del día sale el sol, el personal lo aprovecha tomando aperitivos y comiendo en las terrazas con vistas al Missisipi. Son tan duros los inviernos en esta ciudad que las manzanas de casas están todas conectadas por el primer piso mediante unos pasillos elevados y cerrados que se llaman Skyways, de tal forma que se puede pasar de una manzana a otra o de un edificio a otro sin salir a la calle. La comida consistió en un “meat loaf”, literalmente pedazo de carne de vacuno con una guarnición de ensalada con diversas verduras.

Típica vivienda del centro de la ciudad de la América profunda

Típica vivienda del centro de la ciudad de la América profunda

Desgraciadamente en esta zona de Estados Unidos, no son muy aficionados al aceite de oliva y es muy difícil encontrarlo en los restaurantes, supongo que en el supermercado si que habrán una buena variedad. El vino era de Wisconsin, con lo cual no hace falta decir nada más. Pero tras varios días comiendo hamburguesas y bocadillos de la cadena “Subway” e incluso una ensalada César que tomé en Stradbough que era de todo menos ensalada, poder comer una buena carne con una buena guarnición nos reconfortó. Como se come temprano, a las tres de la tarde ya habíamos terminado y nos marchamos hacia Sioux Falls, en el estado de Dakota del Sur.  Estamos recorriendo, querido lector, Estados Unidos de este a oeste, siguiendo una línea paralela a la frontera con Canadá, bajando en ocasiones hacia el sur, pero siguiendo la interestatal 80 y 90, ya que ambas son la misma, que nos llevará dentro de unas semanas hasta Seattle.

Pettigrew house, la vivienda del senador en el centro histórico de Sioux Falls, una casa museo enteramente conservada

Pettigrew house, la vivienda del senador en el centro histórico de Sioux Falls, una casa museo enteramente conservada

Tras 490 millas llegamos a Sioux Falls, literalmente “Cataratas Sioux”. En el camino pudimos observar en toda su inmensidad y soledad las grandes praderas del norte, que hace muchos años estaban habitadas por los indios dakotas y sioux, y plantadas fundamentalmente de maíz. Cientos de kilómetros del color verde de los maizales y que todavía no ha crecido lo suficiente para que impida ver la línea del horizonte, pero conforme avance el verano, crecerán hasta cubrir el horizonte y adquirirán su color amarillo característico. Sioux Falls me recuerda a la ciudad de “Hill Valley” de la película Regreso al Futuro. El tiempo ha cambiado en Sioux Falls y el día 7 de julio, San Fermín en España, apareció nublado y cerrado y la temperatura no superaba los quince grados a las nueve de la mañana. La ciudad es muy pequeña y prácticamente vive del turismo y la agricultura.

La comida va a consistir casi todos los días en una ensalada ilustrada y un fiambre, normaalmente roast beef en un área de descanso o en un parque natural

La comida va a consistir casi todos los días en una ensalada ilustrada y un fiambre, normaalmente roast beef en un área de descanso o en un parque natural

El río Sioux la cruza de norte a sur y presenta una serie de rápidos en su curso urbano que lo hace muy atractivo para el paseo. En la ribera del mismo se encuentra la antigua central eléctrica que suministraba energía a a industria local, así como un molino, en la actualidad en ruinas, que aprovechaba las aguas del sioux para la molienda. Pero el interés nuestro no estaba en Sioux Falls, ciudad de paso en nuestro camino hacia el oeste, nuestro interés está en “Bad lands”, literalmente tierras malas, y que se encuentran cuatrocientas millas al oeste, en Rapid City. El 7 de julio, tras un desayuno típicamente americano que consistió en dos huevos fritos con dos tiras de bacon y una tostada francesa que es un pan de sandwich rebozado con huevo y mantequilla y que tras su paso por la plancha muy caliente, se ahoga en azúcar, abandonamos Sioux Falls y volvimos a la carretera interestatal 90.

Río Missourii a su paso por la interestatal 90, uuna amplitud de más de tres estadios

Río Missourii a su paso por la interestatal 90, uuna amplitud de más de tres estadios

Seguimos cruzando las praderas plantadas de maíz y en ocasiones una lluvia nos acompañaba. En las horas centrales del día hace bastante calor pero al tratarse de un calor seco, es soportable. Este inmenso país y hermoso país es muy impactante y así puedes recorrer doscientos kilómetros sin apenas ver a nadie y de repente encontrarte con una zona comercial, el “Mall” que llaman aquí, con supermercados, discoteca, hamburgueserías y moteles de carretera. En el camino, cerca de la ciudad de Michell, encontramos los supermercados Womack que habíamos descubierto en Kansas durante nuestro viaje anterior. ¡Por fín!, íbamos a proveerenos de tomates, lechuga, apio, algo de queso, jamón de york, incluso encontramos aceite de oliva, aceitunas manzanilla sevillanas y rábanos con lo cual volvimos a las buenas costumbres de preparar nuestra comida. Una parte de la interestatal 90, entre Dakota del Sur y Wyoming, se ha dedicado a la memoria de los “Purple Heart”, o corazones púrpura.

En efecto, las praderas han carecido siempre de arboleda debido a la voracidad del principal herbívoro: el bisonte

En efecto, las praderas han carecido siempre de arboleda debido a la voracidad del principal herbívoro: el bisonte

El corazón púrpura es el reconocimiento que promovió George Washington y que concede el congreso de Estados Unidos a aquellos soldados que hayan fallecido o sufrido mutilación en el campo de batalla. Pues bien, en el camino encontramos un parque muy bien cuidado con el memorial y no pude evitar acordarme del Teniente Mc Hermont al que conocimos en Flaggstaff, cuando iba a subir a su coche y observamos el corazón púrpura en la matrícula: “Serví en el ejército del General Patton y estuve en Bastogne”, él nos explicó de qué se trataba el significado de esa medalla. Junto al edificio había una zona de recreo con mesas y bancos para comer. Probar el atún, con las aceitunas manzanilla, los rábanos, algo de jamón de york, pan y una cerveza, ha sido algo sublime. Las cosas buenas sólo se valoran cuando no se tienen. Estamos en Rapid City y nos quedamos tres días. Mañana iremos a visitar las formaciones geológicas conocidas como “Bad Lands”  o “cárcavas” en castellano. Miles de años atrás, toda esta pradera era un inmenso lago. En un momento dado, las aguas del lago encontraron quizá por erosión, o por otras causas, un escape y marcharon hacia otras cuencas. De esta forma, todos los sedimentos que se encontraban en él, precipitaron en forma de cárcavas con la particularidad que todas las especies que estuviesen en el lago, se quedarían entre los sedimentos como fósiles.

Las autocaravanas forman parte del paisaje habitual del centro de EEUU, hasta forman poblados cuando deciden ser sedentarios y dan nombre a un grupo de barracones al lado de la carretera

Las autocaravanas forman parte del paisaje habitual del centro de EEUU, hasta forman poblados cuando deciden ser sedentarios y dan nombre a un grupo de barracones al lado de la carretera

Un paisaje similar se puede encontrar en la depresión de Guadix, afirmaba José Antonio Pina. Bien, eso será cuestión de otra crónica mañana, ahora estamos en el hotel, hemos preparado una “ensalada ilustrada” al igual que esta mañana y un poco de queso que acompañaremos con una botella de vino argentino, de Mendoza, variedad Malbec y llamado “Conquista”.

Un descanso en una gasolinera del largo camino desde NYC hasta Rapid City

Un descanso en una gasolinera del largo camino desde NYC hasta Rapid City

DSCF4127

Una de las fantásticas máquinas que incesantemente recorren EEUU de arriba abajo y de norte a sur

Querido lector, tus comentarios son muy importantes para nosotros pues significa que alguien está al otro lado y nos sentimos reconfortados por la compañía, por ello te agradezco profundamente los mismos. Buenas noches desde Rapid City, en el estado de Dakota del Sur, donde anduvieron “Crazy Horse” (Caballo loco) y “Sitting Bull” (Toro sentado), cuando la cabaña de bisontes se acercaba a los sesenta millones. Son las diez de la noche, cinco de la madrugada en España.

5 pensamientos en “CUARTO Y QUINTO DÍA: Minneapolis y Sioux Falls.

  1. Rafa el Buso

    Esto se pone caliente,
    esto se baila apretado;
    cuatro pasitos pa’l frente
    y un meneíto de lao.
    Celia Cruz(original Carlos Santana…Oye como va)
    Observo qué empezáis a disfrutar del objetivo de vuestro viaje,vamos que ya estáis en vuestra salsa(lo dice Celia),Me alegro por vosotros y por vuestros lectores.
    Falta una hora para ver el encierro de hoy,dijeron en la tele,que en USA lo ven 75 millones de hogares.No se menos.Ayer salió en el entierro Toro Sentado.
    Continuarä.
    Cuidaros mucho

  2. Rafa el Buso

    Perdonar,tengo un serio problema en la vista,quise decir encierro,no entierro.
    También quise decir no ser menos.

  3. Lola

    Me encanta leer la crónica diaria pero si se me permite, leer al Buso es mucho mejor, disfruta más q vosotros Como dice Rafa leyendo la crónica uno se lo pasa bien y encima se ahorra una pasta Q grande!!!
    Bien veo q seguís en ese inmenso país de comida tan sana y variada, por eso no me ilusiona hacer esos periplos no se sí me resignaría a esa caca de comidas. Y lo q se dice bisonte no habéis visto ninguno . No quedamos q por esas tierras habían multitud de ellos ? Y esas arańas tan peligrosas y por
    las cuales prepare un botiquín con un montón de medicamentos? Para mi q me habéis tomado el pelo Bien disfrutad de esos sitios tan maravillosos y seguid narrandolo al menos lo imaginamos…. Buenas tardes viajeros Aquí ya son casi las 12 de la noche Noticia para los fútbol euros Brasil ha perdido por goleada!!!

  4. Tete

    Bien, esto se va animando y empiezan a aparecer aquellos nombres míticos que descubrimos en las películas de indios y americanos de los cines de nuestra infancia y adolescencia (Toro Sentado y Caballo Loco, aquellos bravos guerreros sioux), se os nota ya puestos en el ambiente, paisajes, gentes, habitats, etc. y eso hace que nos imaginemos mejor estar ahí con vosotros. ¿Y Edu? qué hace, de cámara del Papus para dejar constancia fotográfica y encima conduce y todo , Edu ¡qué explotación viajera. Bueno chicos a lo vuestro y nosotros aquí siguiendo la aventura. Efectivamente Brasil ha perdido contra Alemania 1 a 7 ( cinco goles en los primeros 24 minutos. Catástrofe nacional carioca. Un fuerte abrazo a los cuatro

  5. Juanito

    A ver Macacos, cuando os encontreis en alguna capital o ciudad de tamanyio medio preguntad por una cadena de supermercados “Wholefoods”. Es carilla pero es el paraiso, y la comida para llevar es sencillamente deliciosa. Tienen atun Ortiz y Hummus del bueno. El pan es alucinante y se mantiene fresco un par de dias. Las sopas en EEUU tienen mucho arraigo, normalmente no las tienen en el menu. Muy domestica resulta la de lentejas y la de carlota. Investigad. Para preguntar por una tienda que pueda superar la calidad de una estacion de servicio (que ya es) podeis abordad a cualquier transeunte con el consabido: Good morning sir/madam, do you know any nice grocery store (Y se puede anyiadir “for fruits and vegetables”?

    Besos y dale al teclado pater, sin parar!

Los comentarios están cerrados.