NOVENO DÍA: El Grand Tetón

Querido lector: Si tienes un minuto, ve a por el pasaporte y ábrelo y busca la página que tiene una marca de agua del bisonte. Animal migrante y por ello está recogido en nuestro pasaporte, puesto que dicho documento sirve para poder migrar a otras zonas, a otros paises, buscando una vida mejor en nuestro caso o un ambiente mejor en el caso de esste bóvido americano.

DSCF4353

Así como las personas usamos el pasaporte para emigrar, los bisontes, dos veces al año efectuaban sus migraciones desde las tierras altas, Dakota del Norte, Wyoming, Montana e incluso más arriba de la frontera con Canadá, ya que el bicho no entendía de ello, hacia el sur, es decir, el Río Grande. Tejas, Kansas, Arizona, Nuevo Méjico, , en definitiva hasta donde llegaban las grandes praderas en este inmenso país. Los indios, Sioux, Apaches, Lakotas, Nakotas, Cheyennes, y demás tribus, aprovechaban estos movimientos migratorios dos veces al año, para proveerse de carne y pieles. Hoy, estos flujos migratorios son imposibles, como imposible es el flujo migratorio de la trashumancia. Los campos están vallados, las propiedades limitadas y las ciudades, carreteras y caminos impiden el paso libre de las cabañas de ganado.

Hoy, tocábamos el Grand Tetón, pero sin ningún tipo de mensaje subliminal. El Grand Tetón es una cadena montañosa al sur de Yellowstone National Park, y la historia es curiosa. Resulta que Rockefeller tenía un hijo que, de acuerdo a la información de Gianumberto Caravello, se lo comieron los caníbales de Papúa Nueva Guinea. El padre, que había adquirido al gobierno una extensión de terreno en el estado de Wyoming, decidió honrar la memoria de su hijo y creó un parque natural denominado John Rockefeller Memorial Monument, (El Grand Tetón), y allí acudimos los que no nos conformamos con las impresionantes maravillas de Yellowstone Park, porque están unidos por una única carretera y distanciados apenas unas millas.

DSCF4383

Saliendo de Cody, hay que recorrer las estatales 14-16-20 y adentrarse en el parque nacional de Yellowstone, el parque más antiguo del mundo, declarado parque nacional por el presidente Grant el cual calificó la carretera que cruza el parque como «la carretera más bella del mundo». La declaración de parque natural trajo como consecuencia un considerable aumento de la economía de la zona y es el parque más visitado de la Unión.

A la entrada del parque y como fondo de su majestuosidad, nosDSCF4338 recibe un circo glaciar, todavía nevado en el mes de julio, pero ello no es nada extraño puesto que las cumbres nevadas es algo habitual en esta temporada. En Septiembre el parque cierra sus puertas hasta el mes de junio del siguiente año. Los neveros que quedan son mudos testigos de los canchales de ladera producto de ellos mismos; nos referimos al pedregal que existe en las laderas que circundan al circo glaciar.

DSCF4328

«No dejen alimentos, basura, botellas de refrescos, colonias, y demás objetos olorosos en las zonas de descanso y recreo pues se arriesgan a que acudan a ella algunos ejemplares de oso pardo, negro, lobo, coyote y demás mamíferos.». Esto informaba la autoridad del parque en todas las zonas de recreo. Al igual que en los «Bad Landas» nos apareció un bisonte buscando la golosina, es habitual en el parque de Yellowstone que aparezca el oso pardo, el lobo o el coyote buscando restos de alimentos.DSCF4339

En el primer recodo del camino, se nos presenta en toda su majestuosidad el lago de Yellowstone, con la particularidad que debajo de él, se encuentra la caldera, es decir, una cantidad de magma a gran presión con una fina corteza que impide su presencia al exterior y que no sabemos cuanto tiempo tardará en hacerlo, y que, en la actualidad se manifiesta por las «fumarolas». Algunos artículos vaticinan la proximidad del gran estallido y el consecuente invierno nuclear debido a la gran capa de ceniza que impediría la llegada a la superficie terrestre de la radiación solar actual. Las furmarolas, con un fuerte olor a ácido sulfhídrico; para los que no estén al corriente, huevos podridos, se encuentran por doquier y es un espectáculo impresionante.

DSCF4344

El parque de Yellowstone se quemó en 1998 y las autoridades del parque decidieron no actuar para la extinción del incendio; únicamente decidieron que el material quemado, es decir, la madera, quedara en el parque sin tocar. La repoblación espontánea de las especies quemadas haría el resto, es decir la vuelta a la normalidad vegetal y animal del parque y por lo visto, parece que fue una acertada decisión. El parque estuvo ardiendo en sus dos tercers partes durante cuatro meses y hoy podemos asistir a enormes extensiones de árboles quemados y caidos junto a brotes de un porte extraordinario que, en pocos años, formarán la capa vegetal original.

DSCF4347

El lago Yellowstone es un lago alpino, con fauna y flora de esa clasificación. Es uno de los mayores lagos del mundo con ese carácter. Muflones, alces, ciervos, oso pardo y oso negro, bisontes y una especie particular de rebeco. El águila de cabeza blanca que está en el escudo de la Unión es habitual en el parque y como fauna menor, ardillas y perrillos de las praderas.

Querido lector, si en una ocasión, durante el viaje a los Andes, nos encantó el lago de Todos los Santos, en esta ocasión, el lago de Yellowstone nos ha vuelto a hechizar con su belleza salvaje. El día acompañaba pues una tromba de agua inmensa; el cielo derramando sus lágrimas sobre los mortales, acompañó nuestra  visita al lago. La temperatura osciló entre los 19º centígrados en el lago a las once de la mañana y los 12º centígrados en las alturas a las cinco de la tarde.

DSCF4365

La salida sur de Yellowstone nos adentra en el Grand Tetón. Como puedes ver, querido lector, en las fotografías, el espectáculo es maravilloso. Una sucesión de montes nevadas en esta epoca del año y lagos en el fondo, como el lago Jackson, conforman el espectáculo.

La vuelta a Cody ha sido tremendamente pesada pues hemos recorrido más de seiscientos kilómetros. Pero al llegar a Cody nos habíamos prometido un «steak house», es decir, acudir a un restaurante y probar la deliciosa carne de esas cabañas en libertad por los pastos de Dakota del Sur y Wyoming. Lo cierto es que no nos ha defraudado, media libra de carne roja y una copa de vino Cabernet-Sauvignon, puesto que aquí no prima la marca sino la variedad.

DSCF4332

Ahora estamos en el hotel, en Cody, y son las doce de la noche, ocho de la mañana en España, buenas noches querido lector.

4 pensamientos en “NOVENO DÍA: El Grand Tetón

  1. Patricia

    Estos últimos días… impresionantes! y el lago…
    Os falta la foto del oso.
    Seva que te hagan alguna foto que tenemos ganas de verte.
    Besos a todos
    Family Seva

  2. Tete

    Efectivamente corroboro la opinión de Caravello,yo recuerdo ,hace un montón de años, la noticia que apareció en prensa sobre la muerte del hijo de Rokefeler comido por caníbales de Nueve Guinea. ¡Qué foto la de la carretera con la Rocosas al fondo!, realmente contemplar la naturaleza en ese pais supone un auténtico privilegio (aquí, algunos anoche contemplamos al borde de nuestro Mediterráneo, muy cerca de la casa de Edu, una majestuosa luna llena reflejándose en el mar ; con buena compañía y degustando excelentes pescados -enviamos testimonio gráfico a USA). Por cierto, saludar de nuestra parte al Oso Yogui, asociado desde nuestra infancia a la tele y a Yellostone. Noticia a futboleros, Holanda 3 Brasil 0. Abrazos a los cuatro

  3. Cap. Spaulding

    Hola a todos: Querido Jhonny, la calle de Cody de la foto es como la de Modesto City de American Graffiti, espero que no se te ocurra sentarte en el capó y rayar el coche de Tech pues de inmediato apareceran los «Faraones» y te darán una golpisa y arrastre con coche por la principal. Un abrazo

  4. Juanito

    Ulysses E. Grant fue General y, como muchos otros militares tiempo despues, presidente de los EEUU gracias a sus victorias en el campo de batalla. Este hombre, medio ciego y completamente empobrecido al final de su vida, dejo unas memorias sorprendentemente bien escritas y en su honor se yergue un imponente panteon en el barrio de Harlem, en NY, cerca de la Universidad de Columbia donde gustaba pasear a Federico Garcia Lorca.

    Besos y cuidado en la carretera.

    Juanito

Los comentarios están cerrados.